BATU CAVES – EXCURSION DESDE KUALA LUMPUR

Si vas Kuala Lumpur, una visita a las Batu Caves es obligada. En estas cuevas de más de 400 millones de años la experiencia es inolvidable. Verás cuevas, estatuas de más de 40 metros de altura, templos hindús, escalinata de más de 200 peldaños y monos.

Una excursión que puedes hacer de medio día o de jornada completa, dependiendo del tiempo que tengas para visitarlas.

Tambien te contaré que comer en las Batu Caves pero antes descubre cómo llegar…

CÓMO LLEGAR A LAS CUEVAS DE BATU

Las Batu Caves están relativamente cercanas al centro de Kuala Lumpur. Están al norte en un lugar montañoso pero por suerte, bastante cerca del centro de la capital de Malasia.

Para llegar tienes varias opciones. Te cuento todas ellas y te digo mis preferidas.

EL TREN, RÁPIDO Y BARATO

Ves en tren hasta las Batu Caves. El recorrido sólo dura 35 minutos desde la Estación Central (KLC Sentral). Para ir has de tomar el tren interurbano KTM Komuter. En concreto, la linea 1 o también llamada Seremban Line. Y te bajarás en la última estación, que su nombre es Batu Caves. En 7 u 8 paradas ya estarás ahí. Los lugareños a este tren también lo conocen coloquialmente cómo Kmuter.

Una vez llegues a la estación, bajarás las escaleras y en menos de 100 metros ya estarás en la entrada del complejo de las cuevas. El trayecto te saldrá por 5,20 RM.

EN TAXI O GRABCAR

Si te es muy complicado llegar a KLC Sentral o tienes que hacer muchos trasbordos y perder mucho tiempo te recomiendo que vayas en Grabcar. Te costará menos de 20 RM el trayecto pero antes apalabra el precio para no tener sorpresas.

Cuando llegues en transporte privado a las batu caves el taxista entrará por la entrada principal, pasará una barrera y te dejará enfrente de la entrada principal, justo enfrente de la gran estatua dorada y de la escalera de los 272 peldaños.

No hagas cómo yo la primera vez que fui, que vi las cuevas, pero me dejé por ver el templo que hay a mano derecha. Si vienes desde la estación de trenes pasarás por este templo y no te lo perderás.

EN AUTOBUS HASTA LAS BATU CAVES

Hay varias lineas de autobús que te llevarán hasta Batu Caves. Mi consejo: si tu hotel está en el recorrido de una de estas lineas utilízalo. Sino mejor no. De hecho yo que llevo yendo muchos años a Kuala Lumpur nunca utilizo este medio de transporte para moverme por la ciudad.

Pero si crees que te puede ser útil te doy un par de posibilidades: el número 69 hace su recorrido desde Jalan Pudu y más en el centro está el número 11D. Un autobús que sale desde Central Market. Otro bus disponible es el U6 desde Titiwansa.

Si no quieres complicarte la vida con transportes públicos, aquí puedes contratar un tour de 1/2 día para las Batu Caves. Aprovecha que es muy económico.

QUE VER EN LAS BATU CAVES

batu-caves-kuala-lumpur

En las Batu Caves tienes cómo atractivos turísticos sus 4 cuevas, los innumerables templos que hay esparcidos por toda la zona y sus estatuas, destacando la estatua del Dios Murugan. ¿quieres ver el templo hindú más grande fuera de la India? Pues estás en el lugar adecuado. Un enorme complejo de templos y cuevas.

El acceso al reciento es gratis. Podrás entrar a los templos siempre y cuando antes te descalces y dejes tu calzado en la entrada. A la cueva de la Catedral también puedes acceder después de subir la escalinata.

Para poder hacer este recorrido has de tener cubiertos los hombros y las piernas, ya que estás entrando a un lugar hindú sagrado. Así que le recomiendo que te lleves un velo para taparte. Sino lo tienes en la entrada te alquilarán uno por 5 RM y al salir te devolverán 2 RM.

 EL TEMPLO SRI VENKATACHALAPATHI

Si llegas en lo primero que verás al entrar al recinto es la deidad Hanuman. Una estatua verde del dios mono y justo detrás de ella el templo de Sri Venkatachalapathi. Mi recomendación, descálzate, sube la treintena de peldaños y mira este templo. Sus columnas, sus figuras y sus colores no te dejarán indiferente.

Recuerda si llegas en coche este templo está enfrente a mano izquierda. Para muchos visitantes que llegan en vehículo de 4 ruedas este templo no lo ven.

EL TEMPLO MURUGAN Y SU ESTATUA

En el centro del reciento hay una gran plaza. En esta gran plaza una estatua de 43 metros. Esta estatua dedicada a la deidad de Murugan es la estatua hinduista más grande de Malasia.

A mano izquierda el templo Murugan. Vísita obligada. Deja tus sandalias y entra al templo. El templo no es todo lineal sino que tendrás que subir escaleras y hacer algún que otro recorrido.

Aprovecha y haz que un monje hindú te coloque el bindi en la frente. ¿no sabes que es el bindi? Es el tercer ojo del hinduismo. Te lo colocarán en la frente. A veces es de color blanco, otras veces negro y otras rojizo. Estos monjes también son contratados por familias hindús que vienen a este templo para que les de la buenaventuranza y les desea lo mejor en sus vidas.

EL TEMPLO CAVE

El templo Cave es cómo coloquialmente se conoce a todo el complejo que hay desde el pie de la montaña, justo cuando empiezan las escaleras, hasta el final de la Cueva de la Catedral. En realidad son 3 templos en unos. Mientras vayas avanzando por los 400 m de cueva irás viendo templo tras templo y subiendo y bajando escaleras.

Cómo curiosidad la última cueva, geológicamente es una cueva de caliza con un agujero central por donde entra la luz e ilumina el recinto.

LAS OTRAS 3 CUEVAS

La Ramayana Cave está dedicada al Dios Humanan. Su entrada está detrás de su estatua. Dentro está toda decorada y pintada en su homenaje. El acceso no está masificado y su entrada cuesta unos 5 RM.

La Dark Cave es una cueva con más de 2000 metros de longitud. Su entrada está a la izquierda de la escalinata. Entrar cuesta unos 35 RM y su visita no es nada religiosa. Su visita es de disfrute geológico y para ver los muerciélagos de su interior, nada que ver con las sensaciones religiosas del resto de cuevas y templos.

En Villa Cave se encuentra un pequeño museo. Sobre esta cueva convertida en museo no puedo hablarte porque no la he visitado.

LOS MONOS EN LAS CUEVAS BATU

monos-batu-caves

Estas cuevas están llenas de monos. La mayoría de ellos se concentran en las escaleras. En los templos de abajo puedes ver a alguno encaramado al tejado o a la facha del templo, pero casi todos deambulan por las escaleras y en menor cantidad dentro de las cuevas.

Aunque cómo atracción turística puede resultarte tentador darles plátanos (comen unos platanitos pequeños) ves con mucha precaución. Estos monos son bastante agresivos, de un zarpazo pueden quitarte todos los plátanos o puedes ver cómo entre ellos se pelean por un trozo de golosina.

No tienen nada de vergüenza, son capaces de quitarte una chocolatina de la mano o abrirte la mochila porque han olisqueado que tienes comida dentro.

En mi primera visita a este paraje estaba fascinado haciéndoles fotos. Pero ahora ya he aprendido que estos animales están asalvajados en el «mal sentido» de la palabra. Los monos en libertad de Borneo viven en manadas pero son dóciles y viven en paz y armonía con el medio que habitan. En cambio estos monos son bastante agresivos y siempre pelean entre ellos por un trozo de comida.

Mi consejo, no les tengas miedo pero sí respeto. Piensa que incluso subiendo o bajando las escaleras te pueden dar un susto, hacer un mal gesto y que te cueste un tropiezo.

QUE COMER EN LAS BATU CAVES

comida-en-batu-caves

Las Batu Caves para mi es un lugar mágico y místico. Siempre que voy me gusta tomármelo con calma y no hacer una visita rápida de 3-4 horas.

En los puestecitos callejeros para refrescarme y combatir los fuertes calores suelo tomar agua de coco. Un coco para dos personas es ideal. Primero con una pajita tómate el agua de coco te reconfortará después de haber subido y bajado todos los peldaños. Y después de beberte todo el agua no tires el coco. Pide una cuchara y cómete la carne blanca del coco. Vamos que con un coco estate 1 hora tranquilamente.

Y si llega la hora de comer no desaproveches la oportunidad. Las Batu Caves es un lugar sagrado para los hindús. Y allí desde hace miles de años que únicamente se come comida vegetariana. Mi restaurante favorita el Dhivya’s cafe, ahí degusta platos típicos del Norte y del Sur de la India. Justo en ese emplazamiento lleván miles de años ofreciendo comida vegetariana.

Puedes comer platos, menús o incluso buffet libre. Al entrar verás a la izquierda una gran variedad de comida. ¿ves esas alitas de pollo? Pues no son alitas de pollo, son alitas vegetarianas. La verdad que todos sus platos están muy elaborados y para ser un sitio turístico están a muy buen precio.

Ya estás preparado para visitar este fabuloso lugar. Espero tus comentarios o inquietudes sobre este lugar turístico a tan sólo 13 km. de KL.

Deja un comentario